miércoles, 25 de septiembre de 2013

10 útiles y trucos para hacer mejores fotografías

Aquí les dejamos un vídeo bastante explicativo en el que se muestran 10 trucos, de muy bajo costo, para que logres obtener mejores fotografías.



 Si deseas hacer consultas técnicas escríbenos a: Tio.Archi@gmail.com

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Bicicleta para pedalear en pareja.

Resucitando un antiguo concepto (Side Seated Bicycle de 1896), reaparece la bicicleta para dos persona que viajan sentadas una al lado de la otra.
Aunque actualmente ya no se encuentran en el mercado, no es difícil construir una; basta con  modificar una única bicicleta alargando las bielas hasta conformar un cigüeñal, es decir alargar los brazos de los pedales para que la bicicleta pueda contar con dos pedales a cada lado del bastidor (un par por ciclista).
En lo que concierne al sistema de dirección es de destacarse que su adaptación resulta ser el punto más complejo del proyecto debido a que lo ideal es que cada ciclista cuente con  su propio manillar de apoyo y no con uno solo para ambos, por lo que la solución podría estar en que este se origine describiendo una "V" desde la columna central de dirección, aunque lo ideal sería adaptar un sistema de 4 engranajes y 2 cadenas.
Un detalle adicional son los sillines para los conductores, éstos deben situarse de la manera más simétrica posible. 
En lo que concierne a los conductores se recomienda que posean pesos similares o lo más parecidos posible, con esto se logrará que el centro de gravedad de la bicicleta continúe en  la línea longitudinal de la tija original y así reducir las posibilidades de desbalance en la hora de pedalear.





Si deseas hacer consultas técnicas escríbenos a: Tio.Archi@gmail.com

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Nuevo sistema de suspensión posterior

Les presentamos un nuevo y revolucionario de diseño de cuadro para bicicletas en el que se mejora la calidad de las travesías sin tener llevar el engorroso, tradicional, archiconocido  y pesado sistema de amortiguación trasera clásica .



Este sistema no ofrece las dificultades que los cuadros tradicionales traen consigo al tratar de colocar  alforjas o portador de equipaje para los viajes.  
El "6ix" se caracteriza fundamentalmente porque el tubo que sostiene a la tija del sillín no se encuentra soldado al  horizontal ni a las vainas transversales . Para esto,  el diseñador ha incluido una especie de  “ojo” en el tubo horizontal y es ese precisamente el lugar por el que atraviesa el  vertical y también el punto en el que va montado  el pequeño amortiguador. 
Aunque la "carrera" del amortiguador es bastante limitada, esto se ve compensado por el estrachamiento en la parte inferior del tubo vertical, de modo tal que, gracias a la elasticidad que es característica de la fibra de carbono (material en el que está construido el cuadro), se convierte en una suerte de "pivot"o "falsa articulación" que coadyuva en la disipación de la energía generada por los impactos.

En el site  del diseñador, el cuadro se presenta  como Trek, pero en la fábrica nadie sabe decir cuando este producto entrará en producción. 

Si deseas hacer consultas técnicas escríbenos a: Tio.Archi@gmail.com

 La diferencia entre los niños y los adultos está en el precio de sus juguetes.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Reparando el CATEYE CC-6000

Hace algún tiempo, para ser preciso el día 01 de Julio de 2013 publicamos un artículo referido  la limpieza interna y reacondicionamiento del cyclocomputer CAT - EYE CC-6000. En aquél artículo les comentabamos que el resultado fue satisfactorio, sin embargo, al poco tiempo el velocímetro volvió a fallar, sus botones de operación dejaron de funcionar nuevamente.
Fue entonces que me decidí por la "cirugía reconstructiva"  y proseguí nuevamente a desarmado.
Analizando la fuente del problema, pude advertir que las partes conductoras de los pulsadores, pese a haber sido limpiadas de manera acuciosa y adecuada, ya no trabajaban correctamente, esto lo pude determinar probando su continuidad eléctrica mediante un multímetro. El desgaste ya pasaba factura.
Empecé a considerar las opciones que tenía para repararlo, consideré la posibilidad de añadir dos micropulsadores, pero esto implicaba taladrar el circuito del velocímetro en cuatro puntos para poder soldarlos, por lo que de inmediato deseché la idea, luego pensé en la posibilidad de añadir una capa conductora a los contactos gastados, llegué a pensar hasta en deposición de cobre electrolítico, pero no cuento con las substancias adecuadas.
En un giro inesperado se me "encendió la bombilla" y consideré en buscar refacciones entre los restos de un teclado descompuesto, podía  desarmado con la finalidad de verificar si algún componente de las teclas era adaptable como reemplazo o apoyo a los botones del velocímetro. 
Suponía que el teclado era de aquellos que contaban con una membrana de caucho que incluía los contactos a razón de uno por cada tecla y hasta había previsto la  posibilidad de recortar los puntos negros de contacto para adherirlos a los botones descompuestos del velocímetro, sin embargo, la sorpresa fue grande al ver que los teclados ya no son fabricados con estas membranas sino con un emparedado plástico de tres capas.

La primera de las capas, al igual que la tercera, se encuentran  impresas con  tinta eléctricamente conductora
y la central carece de conducción pero cuenta con orificios que permiten el contacto entre la primera y la tercera al ser accionada cualquiera de las teclas del teclado. Precisamente lo que necesitaba .

Busqué entre todas teclas dos que tuvieran similar distancia a la que
necesitaría para fabricar la "prótesis" para el velocímetro; tuve suerte y encontré una muy adecuada, lo que auguraba un éxito en la operación del velocímetro, procedí a determinar exactamente el tamaño de la pieza que utilizaría  para luego proceder con el corte utilizando un simple y común par de tijeras.

Una vez recortada esa sección del "emparedado" del teclado, tomé únicamente las dos primeras capas, ya que el circuito impreso del velocímetro se constituiría como la tercera. Sin más dilación cogí el frasco de silicona líquida (utilicé este pegamento porque es fácil de ser quitado y posteriormente limpiado aún estando seco) considerando  la posibilidad de reparaciones futuras.


El velocímetro tiene 25 años de uso y abuso y con la reparación realizada quedó plenamente operativo y ha vuelto a ser el de antes, por lo que al menos le habré ganado otros 25 años y espero que cumpla sus "bodas de oro" en alguna de mis bicicletas.

Si deseas hacer consultas técnicas escríbenos a: Tio.Archi@gmail.com.

  La diferencia entre los niños y los adultos está en el precio de sus juguetes.