martes, 29 de septiembre de 2015

Energía Gratuita

Aparecido en la página : MexNeuz

Una nueva tecnología produce energía eléctrica limpia y autosustentable

Un dispositivo semejante a una caja de un televisor, que no hace ruido y es capaz de generar energía eléctrica suficiente para abastecer las necesidades de una casa, sin usar combustibles, agua ni elementos atmosféricos, es posible gracias a un singular desarrollo de científicos mexicanos.

¿Cómo lo hicieron? Los ingenieros del Corporativo Jhostoblak, desarrollaron un sistema que funciona mediante un movimiento de turbinas de quinta generación, el cual se produce por efecto de no atracción de campos continuos electromagnéticos, es decir, cuando se tratan de juntar dos fuerzas del mismo polo, es evidente que se repelen. El proceso es constante y, aunado a la ruptura de los principios de la ley de la fuerza y la potencia, permiten la producción de energía eléctrica limpia las 24 horas de los 365 días del año.

“En términos sencillos, todo es movimiento perpetuo a partir de imanes que van acoplados de forma secuencial, armónica y de manera estratégica para hacer funcionar a otros que son del mismo polo. Entonces, al tratar de no pegarse entre sí se crea una fuerza que hace que las turbinas giren con firmeza para producir energía eléctrica por medio de un generador especial”, explican los miembros del equipo.


Con la implementación de esta tecnología pueden resolverse los problemas de suministro energético, las alteraciones por picos de generación de electricidad, reducir el costo de mantenimiento de los equipos que usan energía y disminuir el efecto por calentamiento global, así como la quema indiscriminada de elementos fósiles, aseguran los entrevistados.

Asimismo, subrayan que este producto, denominado Sistema EGS, tiene la capacidad de contribuir con la generación de energía eléctrica que actualmente se produce en las plantas hidroeléctricas, termoeléctricas, solares y eólicas.

Detallan que el equipo es pequeño, pero genera la energía suficiente para abastecer una casa con refrigerador, televisión, horno de microondas, estufa, calentador de agua y computadora, entre otros aparatos.

La capacidad mínima de producción del dispositivo es de cinco kilowatts por hora (120 al día), cantidad suficiente para abastecer 12 casas de vivienda media superior. Y la máxima es un mega por hora (es decir 24 Megas al día), con lo que pueden cubrirse los requerimientos de una gran población o un municipio.

Por otra parte, explican, no provoca campos magnéticos ni radiación alguna para procesar la energía eléctrica, la corriente alterna y la directa; y la instalación sólo requiere conectar los dos cables que van a la línea del servicio eléctrico al equipo.

Cabe destacar que la tecnología está protegida bajo secreto industrial en Estados Unidos y, en corto plazo, obtendrá el mismo tipo de registro bajo la tutela de Suiza. Además, se desarrolló hace 20 años, tiempo en el que los ingenieros han manufacturado prototipos, los cuales han sido perfeccionados hasta llegar al actual.

Nuevas Tecnologías

No se trata de nada más que de otra versión del "perpetuum mobile".

Según lo explican los miembros del equipo creador del sistema:

“En términos sencillos, todo es movimiento perpetuo a partir de imanes que van acoplados de forma secuencial, armónica y de manera estratégica para hacer funcionar a otros que son del mismo polo. Entonces, al tratar de no pegarse entre sí se crea una fuerza que hace que las turbinas giren con firmeza para producir energía eléctrica por medio de un generador especial”.

Habría que explicar a estos señores que los imanes monopolo son inexistentes, se podrá partir un imán miles de veces y cada una de sus partes tendrá siempre dos polos.

Luego añaden que la energía se produce a partir de un "generador especial" sin más datos al respecto, tan verosímil como decir  que mediante un "hiperconjugador mesotrónico de interfases ondulatorias" se puede crear materia a partir de la nada.

No será de extrañarse que el proyecto nunca salga al mercado y que, por añadidura y como es costumbre en el mundillo Magufo, imputen su no comercialización a las infinitas teorías de la conspiración de las que son fanáticos. 

Res et non verba


Las subidas se "enrollan" en las ruedas y así las haces tuyas cuando al fin, las conquistas.

viernes, 4 de septiembre de 2015

Cuando lo nuevo no lo es tanto

Muchas veces nos impresionamos ante nuevos diseños o creaciones de sistemas para nuestras amadas bicicletas. Sin embargo, pocos hemos podido notar que algunas de estas creaciones ya existían y que sus orígenes se encuentran muy distantes en el tiempo. 

Tenemos por ejemplo de un sistema de suspensión creado en el año 1886  que consiste en una rueda con
apenas 6 rayos, los cuales rematan, cada uno, en un pequeño amortiguador lineal (muelle) que va unido al aro del vehículo con la finalidad de absorber y disipar las vibraciones producidas por las oscilaciones de la ruta, considerando que en ese entonces los caminos no se encontraban asfaltados que, a lo sumo eran empedrados mediante adoquines y/o apenas trochas carrozables;  si a esto añadimos que aun no eran inventados los neumáticos y que las llantas eran sólidas, nos daremos plena cuenta de la necesidad de un sistema de suspensión

La  bicicleta  "Premier safety" de la firma  Hillman, Herbert & Cooper, fue creada en la ciudad de Coventry, England y  fue quizá la culminación de todo un proyecto cuyo origen  se encuentra ahora perdido en el tiempo.



Entre los detalles de la bicicleta que se muestra valen destacar su elegante diseño, estética (muy adecuada y hasta coherente con la Inglaterra Victoriana) además de las novedades mecánicas que ofrecía, tales como el sistema de frenos "de cuchara" que merece trato aparte.

Como si fuera poco, esta hermosa máquina ofrecía una novedad (también caída en desuso) y que fácilmente podría ser retomada en nuestros días gracias al desarrollo de la ingeniería y a los excelentes materiales de los que ahora disponemos.

Nos estamos refiriendo a las bielas de longitud variable, las mismas que permiten ajustar la distancia del pedal al eje del pédalier gracias al realmente revolucionario  sistema de sujeción que tienen las bielas para los pedales.

Curiosamente la idea no prendió, quizá por la invención del neumático o tal vez por el advenimiento de la primera guerra mundial.

Sin embargo, muchos años después y con el relanzamiento de la bicicleta por temas ecológicos, hemos visto surgir (como nuevo) el mismo tipo de suspensión. Al punto que nosotros mismos publicamos un artículo en cuanto nos percatamos de la existencia de un primer  prototipo.

Tiempo después hicimos lo propio con el proyecto  ya terminado.

Es curioso como algunas ideas que no funcionaron en su tiempo vuelven a surgir en la imaginación de los seres humanos y se vuelven a concretar.

Quizá debamos dar una profunda vista al pasado para saber lo que nos depara el futuro de la bicicleta.

Las subidas se "enrollan" en las ruedas y así las haces tuyas cuando al fin, las conquistas.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Bicicletas de bambú

La bicicleta de bambú era una máquina muy cara. En 1895, como un ejercicio de relaciones públicas, la empresa Bamboo Cycle Co de Londres, en Inglaterra, entregó bicicletas de bambú a primeras familias aristocráticas inglesas, y les pidió hacer comentarios sobre su uso. Los informes fueron incluidos en el catálogo de la fábrica allá por el lejano año de 1897.

Lord Edward Spencer-Churchill, hijo de George Spencer-Churchill, sexto duque de Marlborough, nació el 28 de marzo 1853 y murió el 05 de mayo 1911 comentó: "En respuesta a su carta me complace decir que he montado la bicicleta de bambú que me proporcionó el pasado diciembre, cerca de 1500 millas y estoy muy contento con él. Es  lo mejor para subir pendientes que he tenido. 

Posteriormente, en el año 1898, la firma "Geo. Sanders" originaria de la ciudad de Wolverhampton  y municipio metropolitano de Midlands Occidental, Inglaterra, Reino Unido, que formaba parte del condado tradicional de Staffordshire, inaugura una empresa del mismo nombre con sede en Milwaukee, Wisconsin, para la producción del modelo 'Bambú' . Este modelo se caracterizaba porque los tubo de bambú se ajustaban en tacos de aluminio. Se se promocionó manifestando que el marco de bambú era capáz de proporcionar mayor comodidad en las épocas en que las carreteras eran apenas caminos carrozables.

Asímismo se señalaba que que estas nuevas máquinas eran ligeras, ya que solamente llegaban a las 25 lb. de peso aunque, de hecho, no eran mucho más ligera que las bicicletas convencionales. Los precios eran caros y variaron de 20 a 28 guineas. Excelentes testimonios fueron obtenidos de la gente de la alta sociedad, pero no fue tomada en serio por los ciclistas consumados. Quizá por ello  el uso del bambú nunca se hizo popular para la construcción de bicicletas.

Sin embargo ahora, en pleno siglo XXI esa humilde caña renace como una esperanza para coadyuvar en la lucha en contra del calentamiento global al haberse unido con los nuevos y ultraligeros materiales.

Construye tu propia bicicleta de bambú. 

Las subidas se "enrollan" en las ruedas y así las haces tuyas cuando al fin, las conquistas.