viernes, 26 de agosto de 2016

Manillar MTB plegable

Si te falta espacio para guardar la bicicleta en tu casa y lo que buscas es funcionalidad para guardarla y no quieres llegar al extremo de sacrificar tu bicicleta de montaña al cambiarla por una  de esas pequeñas plegables, ésta puede ser parte de la solución.



Se trata de de un manillar abatible, de la marca X-TASY (marca de origen alemán) cuya principal característica consiste en que se trata de un manillar plegable, lo que le permite inclusive asumir una configuración sumamente adecuada para estacionar la bicicleta en lugares angostos y/o para su transporte en otro vehículo.



El manillar de aluminio  es producido en Taiwán, cuenta con un diámetro 25.1 - 26.5 mm de ajuste para la abrazadera de la potencia, una anchura de entre 501 mm a 600 mm. Su peso es de 630 gr.



Más información

Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Correcta posición de las palancas de freno

Un error que puede acarrear serias lesiones en el largo plazo es en realidad mucho más común de lo que debería. El ver por la calle a ciclistas que tienen en su bicicleta a las palancas de los frenos instaladas de manera perfectamente horizontal es un hecho cotidiano y hasta alarmante por ser completamente anti técnico e ir en desmedro de las articulaciones.


Sin embargo, la solución se encuentra al alcance de las manos de cualquier ciclista que cuente con la herramienta adecuada (por lo general de trata de una llave allen de 4 mm).

El procedimiento es tan sencillo como aflojar un tornillo, colocar en la posición correcta y listo. Pero el hecho de notar palancas instaladas horizontalmente nos hace percibir  que la mayoría de  usuarios no tiene ni idea de cual es la posición más adecuada para ellos; precisamente es por ello que luego comienzan a aparecer dolores en las  muñecas y/o hasta en los antebrazos.

Para encontrar la posición ideal de las palancas se debe seguir un simple criterio, éstas deben situarse de manera tal que puedan ser utilizadas sin necesitar ejecutar movimiento alguno en las muñecas es decir, se trata de hallar su posición "natural" en relación con la proyección del antebrazo del ciclista.

Procedimiento:

  • Aflojar el tornillo de sujeción de las palancas de manera tal que permita reajustar su posición.
  • Subir a la bicicleta en posición de pedaleo normal, es decir en la misma que usamos para andar.
  • Tomar el manillar o manubrio.
  • Sin perder esa posición, extender los dedos que usamos para frenar sin modificar el ángulo del brazo.
  • Girar las palancas hasta la posición que se tiene al extender la mano, manteniendo una línea recta desde el codo hasta la punta de los dedos.
  • Apearse de la bicicleta.
  • Ajustar el tornillo de sujeción.


Con este sencillo ajuste no solo habrás mejorado tu bicicleta en cuanto a los temas de salud a largo plazo, sino que también la has dotado de un más eficiente sistema de frenado. Esto es porque las palancas se encuentran ahora ahí, exactamente en donde deben estar en el caso que deban de ser accionadas durante alguna emergencia.


Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

lunes, 22 de agosto de 2016

El quinto elemento


Un equipo de físicos de la Universidad de California en Irvine ha anunciado, en un artículo publicado hace unos días en Physical Review Letters, que el posible hallazgo de una nueva partícula, desconocida hasta ahora, podría ser la prueba que se necesitaba para demostrar la existencia de una quinta fuerza fundamental de la naturaleza.

"Si fuera cierto -afirma Jonathan Feng, autor principal del artículo- sería algo revolucionario. Durantedécadas, hemos trabajado con cuatro fuerzas fundamentales: gravedad, electromagnetismo y las dos fuerzas nucleares, fuerte y débil. Pero si se confirma con más experimentos, el descubrimiento de una quinta fuerza cambiaría por completo nuestra comprensión del Universo, y abriría las puertas a entender cómo las varias fuerzas se unen en una sola y lo que es la materia oscura".

Hasta ahora, y a través del Modelo Estandar, la Ciencia ha explicado con extraordinaria precisión tres de las cuatro fuerzas conocidas (electromagnetismo, fuerza nuclear fuerte y fuerza nuclear débil), y para cada una de ellas ha descubierto un "cuanto", una partícula (un bosón) que transporta la unidad mínima de cada fuerza. Pero la cuarta, la gravedad se sigue resistiendo a ser "cuantificada" y es una de las pesadillas más recurrentes de los físicos de la actualidad. La existencia de una quinta fuerza podría, pues, ser la clave que nos faltaba para comprender de qué está hecho realmente el Universo.

Los investigadores partieron de un estudio llevado a cabo a mediados de 2015 por un grupo de físicos experimentales de la Academia Húngara de las Ciencias, que buscaban "fotones oscuros", uno de los posibles candidatos a ser el componente fundamental de la materia oscura, de la que se sabe que es cinco veces más abundante que la materia ordinaria que forma estrellas, planetas y galaxias. Los científicos húngaros descubrieron entonces una desintegración radioactiva anómala, que no podía explicarse con las reacciones conocidas y que apuntaba a la existencia de una nueva partícula extremadamente ligera, apenas treinta veces más masiva que el electrón.

Una nueva teoría
"Los físicos experimentales húngaros no lograron confirmar que se trataba de una nueva fuerza -afirma Feng-. Ellos simplemente observaron un exceso de eventos de desintegración que apuntaba a la existencia de una nueva partícula subatómica, aunque no estaba claro si se trataba de una partícula de materia o de la unidad mínima de una fuerza".

El grupo de la Universidad de California estudió los datos de los investigadores húngaros, y también los de otros experimentos previos, y mostraron que no concordaban en absoluto con los supuestos fotones oscuros. En vez de eso, propusieron una nueva teoría, en la que se sintetizaban todos los datos disponibles y determinaban que el descubrimiento podría estar apuntando a la existencia de una quinta fuerza fundamental de la Naturaleza. Sus análisis iniciales se publicaron el pasado mes de abril en asXiv, como preparación del estudio que se acaba de hacer público y en el que amplían y se reafirman en sus conclusiones.


De hecho, el trabajo de los físicos demuestra que la nueva partícula, lejos de ser un protón oscuro, podría ser un "Bosón X protofóbico", esto es, una partícula portadora de una fuerza y que, además, no interactúa con protones. Mientras que la fuerza electromagnética que conocemos actúa por igual en electrones y protones, el nuevo bosón sólo se relaciona con electrones y neutrones, y además lo hace a una distancia extremadamente corta, lo cual podría explicar la razón por la que no se había descubierto hasta ahora. Timothy Tait, otro de los firmantes del estudio, afirma que "ningún otro bosón conocido comparte esta característica. A veces, nos referimos a él como Bosón X, donde la X significa desconocido".

Una sola fuerza
Sin embargo, el propio Feng subraya que ahora lo más importante es llevar a cabo nuevos experimentos. "La partícula no es muy pesada, y muchos laboratorios disponen de la energía necesaria para buscarla desde las décadas de los 50 y 60. Si no la habían encontrado hasta ahora es por el hecho de que sus interacciones son muy débiles. Pero ahora que ya saben dónde hay que buscar exactamente, existen muchos grupos experimentales en pequeños laboratorios de todo el mundo que podrían partir de nuestros datos".

Por supuesto, y como sucede con cualquier gran avance científico, la confirmación de la existencia de una quinta fuerza en la Naturaleza abriría nuevos campos de estudio que podrían avanzar en direcciones hasta ahora desconocidas.

Una de ellas, la que más intriga a Feng, es la posibilidad de que "esta quinta fuerza potencial podría ayudar a demostrar que todas las fuerzas conocidas no son más que manifestaciones de una fuerza más grande, una única fuerza fundamental".

Citando a otros físicos, Feng especula que el Modelo Estandar, la teoría que explica todos y cada uno de los componentes de la materia ordinaria, podría tener un "sector oscuro" independiente, con sus propias formas de materia y fuerzas. "Es posible -explica el físico- que estos dos sectores hablen entre ellos, y que interactúen entre sí a través de otras fuerzas, ocultas hasta ahora pero igual de fundamentales que las que conocemos. La fuerza que reina en este sector oscuro podría estar manifestándose en forma de la fuerza "protofóbica" que estamos viendo como resultado del experimento húngaro. Y ser la pieza que nos faltaba para entender la materia oscura".


Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

viernes, 19 de agosto de 2016

Safari fotográfico de "Wayra Wheel's"

Amigos Lectores:



Nos complace anunciarles que los editores de  "Nuevas Tecnologías" hemos sido invitados por el club de ciclismo recreativo y de aventura: "Wayra Wheel's" (Ruedas del viento), a una suerte de safari fotográfico por las ruinas de "Pueblo Viejo" situadas en el valle de Pachacamác al Sur de Lima, por ello y contando con autorización expresa de su directiva  es que  hacemos extensiva la invitación para que todos los que deseen gozar de esta especial excursión tengan la oportunidad de realizarla.

Según la invitación existirán dos puntos de reunión: El día domingo 21 de agosto de 2016 nos reuniremos en la cuadra 24 de la Av. Arequipa a las 6:40 a.m. para llegar al tanque de Agua de Atocongo (Panamericana Sur cerca a "La Bolichera") a las 7:15 y desde ahí partir con rumbo a las ruinas.

Esta ruta está pensada para ciclistas de nivel intermedio y es imprescindible el uso del casco y guantes.

"Nuevas Tecnologías" estará presente en el evento.

Los esperamos!


Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

jueves, 18 de agosto de 2016

Convertir el calor de una batería en energía eléctrica

Hace bastante tiempo que no publicamos nada relacionado con la ecología o con el mejor aprovechamiento de distintos recursos, así que hoy hemos tenido la idea de compartir una noticia de este tipo con ustedes. La electricidad es estupenda, es el motor de la civilización actual de hecho, y las pilas generan electricidad para hacer funcionar distintos dispositivos, pero el problema de las pilas/baterías es que el calor que se genera durante el proceso es desperdiciado, cuando en realidad podría utilizarse. Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford han ideado una forma de convertir este calor desperdiciado en electricidad.

El principio del efecto termogalvánico (palabrita nueva y poco conocida) se encuentra detrás de este genial descubrimiento. Básicamente, lo que se dice es que la temperatura es capaz de afectar el voltaje de una batería recargable. Lo que los científicos hacen es utilizar el calor que se desperdicia para calentar la batería cuando la misma está sin carga. La batería posteriormente conservará la temperatura mientras se cargue, y una vez que está totalmente cargada es enfriada, lo cual permite que su voltaje aumente. Una vez esté totalmente fría, contará con más energía de la que recibió durante el proceso de carga.

El concepto en realidad no es nuevo: las primeras pruebas se realizaron durante la década del 50′, pero el problema es que en aquella época la ciencia no contaba con todas las herramientas ni con la tecnología necesaria para aprovechar el calor. Ahora, gracias a los avances en el área de las baterías y de la electricidad, este tipo de procesos ya se pueden llevar a cabo en ambientes controlados (no se les ocurra hacer experimento raros en casa).

Aún así, el sistema todavía tiene sus contras: en primer lugar, funciona solamente con baterías grandes, y en segundo lugar el tiempo que la batería tarda en recargarse es mayor al usual, aunque como ya dijimos la energía que recibe del cargador es la misma. Aún hay detalles por pulir, pero esperamos que esta tecnología pueda estar llegando a los hogares en un par de años.

Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.