viernes, 18 de junio de 2010

Algo de teoría acerca de la suspensión

Una suspensión de bicicleta tiene ciertas particularidades que las hacen diferente de otros vehículos de propulsión no humana.

Un ser humano tiene un potencia limitada. Un sprinter profesional en llano puede generar alrededor de 1 CV de potencia como máximo y de forma continua alrededor de la mitad. La suspensión no debe lastrar al ciclista ni desperdiciar su energía.
Objetivos:
En estas suspensiones se buscan otros objetivos además de los clásicos de comodidad y agarre.
Mejorar la comodidad y el agarre como en otros vehículos.
La ligereza es aún más importante, porque el ciclista tiene una potencia muy inferior a la de cualquier motor.
Evitar interferencias con el pedaleo y la frenada. Interferencia con el pedaleo
Interferencia en el pedaleo:
Al pedalear el ciclista tiende a producir movimientos en la suspensión que hacen perder energía. La cadena puede tirar de la suspensión (squat), elevándola o hundiéndola; al pedalear el ciclista reducir peso sobre el sillin (bobing) y la propia aceleración al desplazar la distribución del peso hacia atrás.
Los amortiguadores están diseñados para disipar la energía del muelle (u otro elemento elástico) y no se extienda descontroladamente afectando al control y comodidad de la suspensión. La energía del ciclista se disipa en el amortiguador.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.