domingo, 6 de junio de 2010

Casco de 170 gramos.

El casco. Si usted forma parte de la numerosa tribu a la que le molesta este accesorio, pues que sepa que gracias a las última tecnologías su peso ha bajado tanto que el ciclista apenas lo notará. Por ejemplo, Giro acaba de sacar el modelo Prolight, que suma tan sólo 170 gramos, el equivalente de un bocadillo (con jamón...). Además de proteger de las caídas y del sol, si se piensa hacer muchos kilómetros, un casco ligero no cargará excesivamente las cervicales, lo que siempre agradece el ciclista tanto ocasional como profesional

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.