sábado, 19 de junio de 2010

Efecto de la deformación por el forjado en frío


Se puede alcanzar una mayor dureza de la aleación por medio del  trabajo en frío, donde el material puede ser sometido a un endurecimiento por deformación.  El trabajo en frío consiste en cambiar la forma mecánica del aluminio a través de laminado, trefilado, enderezado, aplanado o cualquier otro método (forja en frío), sin volver derretir ni calentar el material. Cuando la aleación se vuelve a derretir, se dice que es "recristalizado". (El endurecimiento por deformación aumenta la resistencia y la dureza de un metal, y en consecuencia disminuye su "ductilidad", por lo que es menos capaz de estirar o doblar, en esencia, lo hace más frágil.)
Recuerde, los metales, al igual que muchos otros compuestos, se hacen de una estructura cristalina. Las caras del cristal se encuentran una junto a la otra con superficies planas o "planos"comunes. Cuando el metal es trabajado en frío, los cristales de sus estructura se "deslizan" a lo largo del plano cristalográfico, uno contra el otro, dando lugar a una estructura aún más estable.
Cuanto mayor la compresión del metal  para reducir su sección original, se incrementa  su densidad, ya que los cristales se ven obligados a "deslizarse" uno contra el otro para comprimirse aún más a nivel microscópico.
Recuerde, a mayor dureza la ductilidad disminuye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.