lunes, 7 de marzo de 2011

El controlador o "Cerebro" de la bicicleta asistida.

El controlador es el encargado de enviar energía al motor. El controlador suele ser específico para cada tipo de motor. Hay controladores para motores brushless, como para motores brush, y su arquitectura interna es completamente distinta.

En todos los casos, los controladores alimentan al motor por medio de impulsos eléctricos (de ahí el pitido de alta frecuencia que a veces hacen). La alimentación por pulsos es más eficiente que simplemente dar "más o menos corriente" a un motor.

Suelen ser una cajita, de dimensiones 9 x 6 x 3 cm. De ellos salen cables al motor, a la batería, sensor de pedaleo o acelerador. Los controladores más avanzados, cuentan con sistemas anti-derrape para evitar que la rueda gire bruscamente al avanzar la marcha.

Otros controladores de bicicleta incorporan frenada regenerativa, que aprovecha la inercia al frenar o en las bajadas para cargar las baterías. En el momento que se activa la maneta del freno, el motor "retiene" con contundencia. Este sistema es poco usado, ya que es complejo, y parece que es más efectivo dejar la bicicleta "costear" libremente en las bajadas que frenarla. Algunos importadores afirman que las bicicletas recargan en las bajadas. A no ser que realmente se note que el motor "frena" en la bajada, deberemos pensar que se trata más de un deseo comercial que de una realidad.

Si te interesa adquirir una bicicleta con sistema de pedaleo asistido mediante electricidad déjanos un comentario o, escríbenos HACIENDO CLICK AQUÍ.




Tu opinión es muy valiosa para nosotros. ¡Escríbenos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.