domingo, 10 de abril de 2011

El calor y la hidrtación

En verano las temperaturas se disparan, por lo que es conveniente hidratarse bien si vamos a coger la bicicleta. Cuando hace calor sudamos más y, consecuentemente, perdemos más líquido. Cuanto más líquido perdamos, más le costará a nuestro organismo regular la temperatura del cuerpo.
Del mismo modo, a más humedad, más líquido deberemos ingerir. Y es que si al calor y al ejercicio físico añadimos la humedad, el riesgo de deshidratación aumenta.


Por lo tanto:
No esperes a tener sed para ingerir líquidos. Tener la boca seca es ya un aviso de deshidratación. Se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua diarios. Si vas a coger la bicicleta en verano bebe antes de tener sed y añade un poco más de líquido a las cantidades señaladas más arriba. No te olvides de llevar agua contigo si el trayecto a realizar es considerable.


La publicidad que se muestra en este blog ha sido cuidadosamente seleccionada para presentar temas de tu interés. Déjanos tus comentarios, sugerencias y hasta los temas que desees que sean tratados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.