sábado, 23 de abril de 2011

Los cables como medida de seguridad

Se han probado algunos cables para recalcar su falta de solidez:

Los cables de un diámetro inferior a 10 mm no resisten más de ¡dos segundos!. La herramienta culpable, que no vamos a revelar, es menor de 18 cm, muy fácil de disimular y muy discreta de utilizar.

Los cables de diámetro entre 10 y 24 mm resisten más, pero siempre menos de 50 segundos, cualquiera que sea la marca y la calidad del acero. Los antirrobos baratos de plástico transparente son un engaño porque la dimensión del cable parece mayor de lo que es en realidad debido al efecto lupa.

Los hilos o hebras de acero que permiten la flexibilidad constituyen el punto débil porque se pueden cortar más fácilmente. Sólo los cables blindados (articulados o tipo "pitón") ofrecen una protección mayor, aunque nunca llegan al nivel 2.

En conclusión, hay que evitar este tipo de antirrobos de cable, tanto más cuanto que no cuestan necesariamente mucho menos que los otros tipos.


La publicidad que se muestra en este blog ha sido cuidadosamente seleccionada para presentar temas de tu interés. Déjanos tus comentarios, sugerencias y hasta los temas que desees que sean tratados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.