martes, 12 de abril de 2011

Si te coge una tormenta en la ruta


• En el caso de que te sorprenda una tormenta en la carretera, correrás mayor riesgo si ruedas cerca de árboles altos, si estás en una colina o en lugares llanos y altos.

• Los rayos normalmente anuncian que una pesada cortina de agua se aproxima.

• Ten en cuenta que las suelas de goma de tus zapatillas o de los neumáticos no son ninguna protección contra los rayos.

• Si eres capaz de oír los truenos es que estás lo suficientemente cerca de la tormenta como para tener problemas, así que busca refugio y espera a que la tormenta se aleje.

• Si sigue habiendo rayos es que el peligro no ha pasado, aunque la tormenta se haya alejado.

CUANDO UNA TORMENTA SE APROXIMA:

• En caso de que te encuentres expuesto a cielo abierto sobre una zona alta, intenta buscar el fondo del valle o cotas más bajas.

• Busca refugio en algún tipo de edificación si tienes esa posibilidad.

TE HA SORPRENDIDO Y NO ENCUENTRAS REFUGIO:

• Busca un lugar bajo, sin arbolado, vallas o postes cerca. Ten cuidado de que el lugar elegido no se pueda inundar.

• Si estás en un bosque refúgiate bajo los árboles menos altos.

• Si notas que el vello se te pone de punta, desmonta rápidamente de la bicicleta y aléjate de ella. Agáchate, mete la cabeza entre las rodillas y trata de convertirte en un blanco mínimo para un rayo, reduciendo a la vez al máximo el contacto con el suelo.


La publicidad que se muestra en este blog ha sido cuidadosamente seleccionada para presentar temas de tu interés. Déjanos tus comentarios, sugerencias y hasta los temas que desees que sean tratados.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.