domingo, 8 de mayo de 2011

Sabias que Alexander Graham Bell... ¿No es el inventor del teléfono?

Antonio Meucci, el gran inventor italiano, tuvo una carrera que fue a un mismo tiempo extraordinaria y trágica. Tras emigrar a Nueva York, Meucci continuó sin cesar y con vigor un proyecto que había iniciado en La Habana, Cuba. Se trataba de un invento que más tarde llamó “teletrófono”, y que estaba relacionado con las comunicaciones electrónicas. Antonio Meucci configuró una línea rudimentaria de comunicaciones en su casa de Staten Island que conectaba la planta baja con el primer piso. Más tarde, cuando su esposa comenzó a sufrir una artritis que la impedía moverse, Meucci creó un enlace permanente entre su laboratorio y la habitación de su esposa en la segunda planta de la casa. Habiéndose gastado la mayor parte de los ahorros de su vida para financiar su trabajo, Meucci fue incapaz de comercializar su invento, aunque mostró en público su invención en 1860, y pese a que este fue descrito y publicado en el periódico de Nueva York en lengua italiana.

Aquí toda la historia

No importa tu país de origen ni el lugar donde te encuentres, ni el idioma que practiques. Los ciclistas conformamos una gran cofradía de nivel mundial y buscamos siempre ser mejores. Si deseas que tratemos algún tema en específico, por favor, no dudes en dejarnos una nota mediante los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.