martes, 4 de octubre de 2011

Bicicletas y accidentes

El Ayuntamiento de Oviedo (España) parte mañana hacia Toulouse donde expondrá, el viernes, la memoria de su participación en el proyecto europeo Sumobis, dirigido a mejorar la movilidad en la ciudad. Y lo hará con datos muy positivos que indican que el proyecto de zona 30 implantado en la ciudad ya ha empezado a generar beneficios en forma de seguridad vial: los atropellos se han reducido a la mitad, los accidentes con heridos han bajado sensiblemente y la velocidad media de los vehículos se ha ralentizado, por debajo de los 40 kilómetros por hora en casi todos los tramos. Esos son sólo los titulares más llamativos de ocho meses de puesta en marcha de un programa que pretendía potenciar el uso de la bicicleta en Oviedo sin necesidad de poner en marcha carriles específicos para los ciclistas. La mecánica de la zona 30 consiste, sobre el papel, en limitar la velocidad máxima, allí donde hay doble carril o donde el tráfico lo permite, a treinta kilómetros por hora dando prioridad a las bicicletas. En la práctica, según el colectivos afines a este medio de transporte, no es que los coches los respeten totalmente pero sí han notado que la velocidad se ha reducido y que cuando circulan por zona 30 hay algo más de respeto. Las conclusiones de la Policía Local son las mismas, y con cifras. Desde enero y sólo hasta agosto la velocidad media se redujo en la ciudad un 6,48 por ciento. Eso quiere decir, según los tramos de vías urbanas estudiadas, que el desplazamiento medio de vehículos cayó de los 42 kilómetros hora a los 38 kilómetros hora o de los 39 kilómetros hora a los 37 kilómetros hora.

Fuente

Tu opinión es muy valiosa, haznos llegar tus sugerencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.