lunes, 17 de octubre de 2011

Transición verde, ahora o nunca

Un vuelo de Iberia despega del aeropuerto de Barajas y aterriza en las pistas del aeródromo del Prat una hora después. La situación no tiene nada de noticiosa si no fuera porque el aparato, un A-320, iba propulsado con biocombustible. Este «vuelo verde» de Iberia es el primero operado por una compañía española y ha permitido el ahorro de cerca de un 20% de emisiones contaminantes. Aunque no todo el combustible era «bio», solo un 25% procedente de una planta oleaginosa no comestible (la camelina) y el resto era queroseno tradicional, se trataba de demostrar que «podemos volar limpio», en palabras del presidente de la compañía aérea, Antonio Vázquez. Esto ocurrió el lunes de la semana pasada. Y hace menos de un mes FEVE (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) presentaba un tranvía propulsado mediante pilas de combustible de hidrógeno que se espera empiece a funcionar el año que viene en algunas zonas de Asturias, al tiempo que la misma empresa pública dependiente del Ministerio de Fomento y la Universidad de León trabajan en un proyecto para contar con un tren solar a más tardar en 2013.

Fuente

Tu opinión es muy valiosa, haznos llegar tus sugerencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.