martes, 1 de noviembre de 2011

Aclarando algunos conceptos


Las diferencias entre las bicicletas de pedaleo asistido y los ciclomotores son muy claras, pese a que existe algún modelo que estéticamente puede inducir a error. La ayuda del motor de una bicicleta eléctrica sólo entra en servicio si se pedalea. Si se deja de hacerlo, el motor se para. Estos ciclos no pueden superar los 40 kilogramos de peso ni los 25 kilómetros por hora. Por último, el motor no puede superar nunca los 250 vatios de potencia. Cualquier vehículo eléctrico de dos ruedas que no respeta o supera alguna de estas limitaciones deja de ser una bicicleta para convertirse en un ciclomotor o, incluso, en una motocicleta.

Fuente

Cuando tengas alguna idea que consideres idea brillante... compártela. Compartir una idea no es dividirla, sino multiplicarla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.