miércoles, 15 de febrero de 2012

El nuevo proceso logra la más alta capacidad de captura de carbono en condiciones reales de la que se tenga noticia hasta hoy, y es capaz de trabajar eficientemente en presencia de aire húmedo.



Este proceso ha sido presentado en la principal revista académica de la ACS (American Chemical Society, o Sociedad Química Estadounidense).

Uno de los más grandes desafíos que afronta la humanidad en el siglo XXI es controlar las emisiones de dióxido de carbono. Los métodos existentes para capturar el dióxido de carbono de las chimeneas de las fábricas, los tubos de escape de los vehículos y otras fuentes, así como directamente en el aire del exterior, consumen mucha energía, tienen una eficacia modesta y presentan otros problemas.

En un esfuerzo por superar tales obstáculos, el equipo de Alain Goeppert, G. K. Surya Prakash, George A. Olah (galardonado en 1994 con un Premio Nobel de Química) y sus colegas recurrieron a materiales sólidos basados en la polietilenimina, un polímero abundante y barato.

Las pruebas realizadas en la investigación muestran que estos materiales son capaces de lograr un alto rendimiento, y una de las más elevadas tasas de extracción de dióxido de carbono con aire húmedo de las que se tenga conocimiento, bajo condiciones que entorpecen seriamente la acción de otros materiales. Después de su captura, al CO2 se le puede extraer con facilidad de los materiales de esta gama, de modo tal que puede ser utilizado luego para obtener otras sustancias, o ser aislado del medio ambiente de forma permanente.

Otra ventaja es que los materiales de esta nueva gama pueden reciclarse y reutilizarse muchas veces sin perder eficacia.

Fuente

Cuando tengas alguna idea que consideres idea brillante... compártela. Compartir una idea no es dividirla, sino multiplicarla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.