sábado, 10 de marzo de 2012

La Tormenta solar tiene un impacto menor en la Tierra



* Tormenta geomagnética más débil de lo previsto

* Poco probable que afecte a las redes eléctrica, GPS, GPS: experto

* Algunos problemas de comunicaciones en regiones polares

Por Susan Heavey

WASHINGTON (Reuters) - Una tormenta solar que sacude el campo magnético de la Tierra el jueves no afectó a los satélites ni a los sistemas eléctricos, aunque podría intensificarse hasta primera hora del viernes, dijeron expertos en meteorología espacial de Estados Unidos.

Inicialmente se preveía que la tormenta geomagnética que surgió del Sol fuera suficientemente fuerte para afectar a redes eléctricas, tráfico aéreo, y sistemas de navegación por satélite.

Pero los científicos del Gobierno de Estados Unidos el jueves modificaron su predicción sobre la intensidad de la tormenta, una gran nube de partículas cargadas procedentes de dos erupciones solares.

"En este momento, se ha orientado de tal modo que el efecto neto sobre el campo magnético de la tierra ha quedado minimizado", dijo Joseph Kunches, especialista en meteorología espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés).

Kunches dijo que aún había algunas interrupciones de comunicación en las regiones polares de la Tierra que obligaron el miércoles a las aerolíneas a cambiar rutas de vuelos para evitar problemas. La tormenta probablemente no será lo suficientemente fuerte para afectar los sistemas GPS, agregó.

Como los huracanes, las tormentas solares tienen un sistema de calificación, siendo G1 el menos grave y un G5 lo más intenso. Los científicos inicialmente esperaban una tormenta G3, pero el jueves dijeron que se había convertido en una G1 "menor".

"Ahora estamos viendo cómo va a resolverse", dijo Kunches, comparando la tormenta con un tren de mercancías de paso.

Es posible que pueda haber más interferencias solares. La parte del Sol que dio origen a las erupciones solares lleva bastante tranquila durante 24 horas, pero eso podría cambiar, dijo Kunches.

"Los meteorólogos siguen sospechando que (el Sol) podría producir más actividad eruptiva", añadió.

Pero algo que la tormenta podría producir todavía son algunas auroras espectaculares, dijo.

En el Hemisferio Norte, las aurora boreales pueden ser visibles en latitudes altas, como en el norte de Estados Unidos, aunque la luna llena de marzo podría dificultar su visión.


(Reuters)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.