miércoles, 11 de abril de 2012

Centra bien el ring (aro) de tu bicicleta

Mi bicicleta funcionaba perfectamente, los cambios de velocidades no podían ser más precisos pero, luego de cambiar las cubiertas (neumáticos) empecé a notar que para  aumentar la potencia de la bicicleta (del piñón más pequeño de la casetera hacia el más grande) habían aparecido ciertos y casi imperceptibles problemas. Pude notar que para que la cadena trepara del cuarto piñón al tercero debía ejercer un poco más de fuerza en la palanca de cambios; lo primero que pensé fue que faltaba templar el cable, pero luego, recapacitando, recordé que antes del cambio de neumáticos toda andaba bien, por lo que el problema debería estar por otro lado.
Haciendo un pequeño análisis retrospectivo recordé cada una de las cosa que había hecho para cambiar las cubiertas y recordé que, en el momento que centraba el aro posterior en el bastidor recibí una llamada telefónica y cuando regresé simplemente ajusté la pluma del eje. El resultado fue que no alineé correctamente el aro de la bici y ese fue precisamente el origen del problema.

Para solucionarlo hice lo siguiente:
Decidí colocar la bicicleta "de cabeza" para poder alinear perfectamente la rueda.
Antes de hacerlo extraje el velocímetro y protegí el asiento para evitar que pudiera deteriorarse (en realidad este es un hábito que tengo para las reparaciones "en ruta").


Luego coloqué la bici de cabeza y aflojé la pluma y verifiqué la distancia del neumático hacia  ambas vainas; No era equidistante.


Compensé la diferencia existente reacomodando la rueda y luego ajusté la pluma. 



Probé luego la bicicleta y los cambios volvieron a ser los de antes, por eso, siempre antes de reajustar el cable regulador de las velocidades debes siempre observar la alineación del neumático posterior.


Donde coexistan la creatividad y la proactividad... no pueden haber imposibles!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.