martes, 17 de abril de 2012

Importancia de la vestimenta del ciclista ( 3 )

Historia de la vida real ocurrida el 19 de febrero de 2012:


El Maestro Ken se accidentó en el último descenso a Huaral.
No fué por un carro. No era el momento de preguntarle.
Lo vímos descender de la variante desde el desvío a Huaral, y en eso los carros que pasaban nos avisaron que un ciclista está caido más arriba.
Dudamos, pero un carro nos dijo que llevaba el polo verde y amarillo.
Subímos unos 100m y Jaime estaba tendido boca arriba al lado de la carretera en la parte arenosa y pedregosa.
Se le rompió el caso. Se torció el mango de la rutera. Sangrado en nariz. Herida en muslo derecho.
Aparece sin casco porque me lo entregó para la fotografía.
Llamaron una ambulancia que vino desde el peaje de Ancón, y lo quería llevar al hospital de Chancay.
Como hablaba bajito y se reía. Le dijimos que lo lleve a Lima. Lo acompañó Cholo en la ambulancia.
La ambulancia solo pudo dejarlo en el Hospital de Puente Piedra.
Llamamos a su hijo, que apareció con un amigo.
No dejaban entrar a nadie más al hospital, así que Lucxo, Cholo y Yo nos fuimos, y dejamos a Patric con Jaime.

Las 5 radiografías denotaron que tiene fisuras en 4 costillas lado derecho, dislocación hombro derecho, fractura de clavícula, y otras contusiones y heridas.

A pesar de eso está de buen humos y estaba bromeando con Cholo. Claro, después de inyectarle calmante.

Luego de la espectacular rodada en la bajada de Pasamayo a 72.5 Km/h, el casco quedó destrozado y eso fue lo que salvó la vida de nuestro compañero de ruta.
Nuestro buen amigo ya empezó su recuperación para volver a las pistas.


No hay más que decir, aunque solamente salgas en tu bicicleta a comprar el pan, no lo dudes, utiliza siempre el casco.



Donde coexistan la creatividad y la proactividad... no pueden haber imposibles!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.