Reparando el fusible del descarrilador

Salimos a pedalear y de regreso, uno de los compañeros de travesía nos dijo que su cadena producía "ruidos extraños" en algunos de los piñones.

De inmediato pensamos que podría ser un asunto de regulación del cable, pero nuestro amigo nos hizo recordar que hace unos poco días había tenido una severa caída en la localidad de Azpitia y que la falla venía desde ahí.



Lo que hicimos fue observar la verticalidad de la "pata" del descarrilador.

No era muy notorio, pero se hizo visible que la guía de la cadena del descarrilador estaba doblada hacia adentro, por lo que pudimos deducir que el fusible se había torcido en la caída de Azpitia y que ésta torcedura generaba a desviación que a la postre producía los "ruidos extraños".




Uno de los miembros del equipo sacó de su casa un "compás" de hechura casera y aspecto profesional que nos serviría para verificar la torcedura del fusible a partir de su relación geométrica con el aro de la bicicleta y así poder proceder a repararlo.




Para proceder con la reparación, lo primero que hicimos fue extraer el perno que une al descarrilador con el propio fusible, logrando de esta manera separar las dos partes y así poder tener libre acceso a la segunda.






Una vez separadas las dos partes,  lo que hicimos fue atornillar, mediante una llave de ajuste,  el extremo del compás en el orificio del fusible en el que se encontraba el perno de sujeción que lo unía con el descarrilador.





Alineamos la guía del compás con el borde del aro y verificamos que esta distancia fuera constante en, al menos, tres puntos (triángulo equilátero), viendo que no lo era, se procedió a hacer palanca con el compás hasta que el contacto de la la guía fuese consistente en los tres puntos de referencia, con esto ya estaba alineado el fusible, por lo que procedimos a  quitar el compás colocar el descarrilador en su lugar y probar la bicicleta


El resultado: Los cambios funcionan perfectamente y ya no hay ruidos extraños en los piñones.


Donde coexistan la creatividad y la proactividad... no pueden haber imposibles!

Comentarios

Entradas populares