sábado, 30 de junio de 2012

Cambios de velocidades ( II )



Lo verdaderamente importante en cuanto al manejo de los cambios de velocidades radica en que el ciclista encuentre la cadencia en la que se siente más cómodo y que sea capaz de mantener esta cadencia, mediante la utilización de los cambios, sean cuales fueren las condiciones en las que se encuentre pedaleando.

Cada ciclista desarrolla su propia cadencia y utilizar un ritmo de pedaleo que no es el propio redunda en mayor consumo de energía, desgaste prematuro de los componentes de la bicicleta y hasta en posibles lesiones a futuro, sin embargo, esta cadencia no es fija y puede variarse con el entrenamiento adecuado.

La mejor manera de mantener la cadencia que mejor nos acomoda consiste en un adecuado manejo del sistema de cambios de la bicicleta. Para una cuesta empinada deberemos utilizar desarrollos bajos, esto nos permite mantener la cadencia del pedaleo durante la subida, en el caso contrario, si en una bajada estuvésemos con un desarrollo bajo tendríamos que pedalear muy por encima de nuestro ritmo habitual, por lo que hay que cambiar de marcha  hacia aquellas más largas de modo tal que sintamos que el pedaleo se va haciendo más "duro" y que vamos alcanzando más y más velocidad hasta llegar a nuestro propio ritmo de pedaleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.