domingo, 3 de junio de 2012

Como ajustar y calibrar la horquilla de tu bicicleta

Luego de una accidentada travesía por pista, tierra, piedras y hasta agua, no me quedó alternativa y tuve que desarmar íntegramente mi bicicleta.

En este breve  artículo les explicaremos como hicimos el centrado y ajuste de la horquilla de mi vehículo; cabe señalar que las fotografías se han realizado después de haber hecho el mantenimiento, por lo que este no se verá en la imágenes, no obstante se explicará de manera clara el ajuste realizado.



En la imagen de la derecha se aprecia el momento en el que, luego de haber realizado la limpieza de las tazas de billas y pistas de los rodajes, se ha colocado el guardapolvo del cabezal de la bicicleta y luego las dos arandelas espaciadoras (yo uso solamente dos) que se colocan antes de introducir la potencia en el vástago de la horquilla, luego de estos separadores y, tal como se aprecia en la imagen, ha sido añadida la potencia.




Una vez introducida la potencia (conocida también como "codo"), hemos procedido a deslizarla hacia abajo por el vástago de la horquilla, la hemos hecho descender hasta el punto en que se establece contacto entre las arandelas separadoras y la propia base de la potencia.
Aun no se a ajustado ninguno de los pernos de sujeción, ya que previo a esta operación deben realizarse las operaciones de alineación y calibración correspondientes



Ya con la potencia en su lugar tenemos que el sistema de dirección de la bicicleta, visto desde arriba, presenta el aspecto que se muestra en la fotografía de la derecha; como se puede apreciar, se ve la potencia ya instalada en la bicicleta además de la "araña" de sujeción que, en su oportunidad, fue instalada dentro del vástago de la horquilla. Es esta la pieza que sirve para llevar una horquilla perfectamente calibrada, sin que presente juego axial arriba ni abajo del marco de la bicicleta pero permitiendo un giro de la horquilla libre y suave  sin dañar las billas de los cojinetes ni sus pistas.


Ahora iniciamos la calibración de la horquilla, lo que vamos a hacer, como primer e indispensable paso, es apretar, muy levemente  los pernos de la potencia que sirven para ajustarla al vástago hasta el punto en el que nos permitan accionar el giro de la horquilla desde el manillar,  y que adicionalmente permita el movimiento vertical de la potencia en el vástago de la horquilla para así poder levar a cabo su calibración.





Una vez preparado el conjunto, procederemos a  colocar la tapa de sujeción cuyo perno se ajusta en la rosca de la "araña", para después continuar ajustándola de manera progresiva verificando frecuentemente el juego axial de la horquilla contra el bastidor de la bicicleta hasta llegar al punto en que este haya desaparecido; En este momento procederemos a verificar la suavidad del giro del manillar de la la bicicleta.
Si el giro de manillar se sintiese muy "duro" habrá que aflojar el perno de la araña, y si existiese juego entre la horquilla y el bastidor, habrá que apretarlo; en ambos casos no habrá que hacerlo más de 1/4 de vuelta por vez.

Habiendo logrado el ajuste preciso, lo que resta alinear el manillar con la rueda delantera, apretar firmemente los pernos de sujeción de la potencia y proceder con el ajuste final del perno la tapa de la araña. 
Ahora el ajuste de tu horquilla se encuentra perfectamente calibrado. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.