domingo, 19 de agosto de 2012

La biela IV


Se entiende fácilmente que un aumento de la longitud de biela (L) trae consigo un aumento proporcional del momento de fuerza generado (M).
A modo de ejemplo se puede decir que la fuerza necesaria para desarrollar 40 km/h en una bicicleta de ruta con bielas de 170 mms, nos permitiría una velocidad de 40,5 km/h al aumentar la medida de biela a 172,5 mms. Eso sí, haciendo hincapié en que no variara ningún otro elemento que pueda tener relación con la generación y transmisión de fuerza.
Un ejemplo de ello lo constituyen o constituían los contrarelojistas, que para esa prueba específica aumentaban el tamaño de biela con respecto a la bicicleta de carretera normal, con el objetivo de ser capaces de mover un desarrollo más largo del habitual, tal y como lo hemos comentado con anterioridad.
Debido a esta mejora en la capacidad de producción de fuerza en el eje pedalier mediante el aumento de la longitud de la biela, comenzaron a aconsejarse, fabricarse y utilizarse bielas más grandes. Un nuevo ejemplo de relación entre la talla del ciclista y la longitud de biela es la tabla que exponemos a continuación publicada por E. Burke en 1996:

           Talla Longitud Biela
 Menos de 152 cms             160 mms
Entre 152 y 168 cms            Entre 165 y 167,5 mms
Entre 168 y 183 cms            170 mms
Entre 183 y 189 cms            172,5 mms
Entre 189 y 195 cms            175 mms
Más de 195 cms                   Entre 180 y 185 mms

Si comparamos esta tabla con la publicada hace un par de días, se puede apreciar que hay una mayor amplitud de medidas de biela, pero por otra parte no hay excesiva diferencia para la mayoría de los ciclistas cuando nos referimos a tallas entre 168 y 180 cms para las que en ambas tablas se aconseja una medida de biela entre 170 y 172,5 mms.


No se deja de pedalear cuando se envejece…. Se envejece cuando se deja de pedalear

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.