viernes, 14 de septiembre de 2012

El manillar III


Manillar recto:
Ha sido concebido con la finalidad de ofrecer alta maniobrabilidad y menor peso aunque ofrecen solamente una posición para las manos del conductor.
Pese a su simpleza, estos manillares pueden ser convertidos en componentes de alto rendimiento, esto se logra adicionándole los terminales (cuernos). Con ese complemento se logran dos posiciones para las manos del el ciclista a la par que se consigue un punto de agarre ideal para pedalear en cuestas muy pronunciadas.
Colocar los terminales requiere de paciencia y precisión, éstos deben ser ajustados en un ángulo tal que, al ser asidos,las articulaciones de las muñecas se encuentren en la posición más natural posible (aproximadamente unos 20° del plano horizontal del manillar).
Al iniciar una cuesta recomendamos asir el manillar desde los terminales, pararse en los pedales y darle "con todo" a la bici.
Es increíble la potencia que se llega a desarrollar.
Un detalle adicional es que, al ser rectos permiten "escondernos" de manera muy eficiente para alcanzar mayores velocidades en los descensos (aerodinámica).

No se deja de pedalear cuando se envejece…. Se envejece cuando se deja de pedalear

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.