miércoles, 14 de agosto de 2013

Como descender por una cuesta de tierra

Para lograr un buen descenso, lo primero que debes hacer es estar consciente de lo que se avecina y ser tú quien baje a la bicicleta por la cuesta y no al revés, ya que esto significaría que, encontrándote "ausente" de las maniobras serán la bici y la gravedad quienes tomarán las decisiones y las ejecutarán.

Suspensión
Estira un poco las piernas de manera tal que no te encuentres sentado sobre el sillín ni completamente erguido luego,  utilizando los codos y las rodillas como suspensión lograrás evitar los desequilibrios que ocasionan las irreguralidades del terreno obteniendo así el mejor control posible sobre tu máquina.

Centro de Gravedad:
Debes bajar el centro de gravedad de tu bicicleta y para esto lo que debes hacer es "esconderte" tratando de colocar el tronco de tu cuerpo en la posición más baja posible y siempre de acuerdo a la inclinación de la pendiente, al mismo tiempo es conveniente que transfieras el peso hacia atrás, esto lo lograrás desplazando la cadera hacia la parte posterior o hasta fuera del sillín de la bicicleta, se recomienda asumir esta posición para conferir mayor tracción a la rueda posterior y dar "libertad de acción" al tren delantero de la bici, debes tener presente una verdad axiomática: Si pasa la rueda delantera, pasa la bici entera.

Atención y observación:
Cuando empieces el descenso mantén la mirada atenta y SIEMPRE  a varios metros por delante de tu bici, esto te permitirá ir decidiendo el derrotero por el que discurrirás con tu bicicleta, hazlo de manera coherente e intenta desplazarte por el terreno más adecuado, evalúa charcos, bancos de arena, piedras, troncos, raíces y baches. 

Frenado:
Debes frenar siempre utilizando los dos sistemas, tanto el delantero como el posterior.

Utilización de los frenos delanteros:
Contra todo lo que podría suponerse, El freno delantero es utilizado para reducir la velocidad y hasta para detener el vehículo.

Utilización de los frenos posteriores:
El freno posterior lo utilizas  para bloquear la rueda correspondiente y así, con pequeños derrapes, lograr corregir el curso de la bicicleta en los caminos de tierra.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.