martes, 5 de noviembre de 2013

Acondiciona tu bici de manera adecuada.

La bicicleta es un vehículo de transporte que viene, a mérito propio, ganando espacio en nuestras sociedades,  tanto para ser utilizada como medio de transporte rápido, ecológico y económico, como para la práctica del ciclismo en sus diferentes especializaciones. Sin embargo, lo que, en principio, debería ser una disciplina o medio de transporte sumamente saludable,   puede llegar a convertirse en una fuente de dolores y afecciones musculares. 

En muy breves pasos  te explicaremos cómo acondicionar la bicicleta a tu morfología.

Sigue estos sencillos consejos:
  • La posición de las palancas de frenos (y cambios en algunos casos): Montados sobre la bicicleta en la posición habitual de nuestra marcha. Con los brazos extendidos, deberemos llegar a manejar los frenos con los dedos con normalidad, sin hacer una postura forzada. Esto quiere decir que, el ángulo de la posición de las palancas se determinará por la posición de las muñecas y éstas deberán mantener una línea recta en relación a los antebrazos.
  • La altura del sillín: El sillín deberá estar situado a una altura tal que nos permita alcanzar el suelo, al menos con las puntas de los pies. Un tema adicional a ser considerado es que, girando los pedales hacia atrás, en el punto en que la pierna se encuentra menos flexionada, no debe quedar estirada del todo. Una vez establecidos estos puntos en la bici, procederemos a probarla en conducción, solo en este momento notarás si te encuentras cómodo o no, y con ello podrás ir regulando el sillín en función de tu comodidad.
  • La posición del sillín en eje horizontal: Con las bielas en su posición horizontal, la parte exterior de la rodilla (la tibia), por su parte exterior, debe formar un ángulo de noventa grados con el suelo. Alanzada esta posición, podremos hacer pequeños ajustes para alcanzar la máxima comodidad durante la marcha.



“El ciclismo es un importante elemento del futuro"
.Algo no marcha bien en una sociedad que va en coche al gimnasio”.
 Bill Nye

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.