Como trabajan los platos ovales.

Aunque aun no se encuentran muy difundidos, están llamados a ser una de las grandes innovaciones en el
mundo de las bicicletas.
Hagamos un pequeño análisis del porqué de su creación:
Imagina que te encuentras pedaleando por la carretera y bajas la mirada para ver el giro del pedal del lado derecho (en realidad de cualquiera de los dos lados) lo que verás es que la longitud de la biela "disminuye" al ascender ésta hasta el punto superior, para luego "alargarse" hasta llegar al punto horizontal y posteriormente disminuir nuevamente hasta alcanzar el punto más bajo de su órbita.

Claramente podrás percibir que tu pedaleo es más eficiente mientras mayor sea el brazo de palanca que ofrece la biela, esto quiere decir que, si lográsemos compensar la relativa variación de su longitud, logrando obtener el mismo largo relativo en todo momento del pedaleo, tendríamos un sistema de transmisión mucho más eficiente.

El quid del asunto radica en hacer desaparecer los puntos de menor eficiencia en el pedaleo y potenciar aquellos más eficaces. Ésto se ha podido lograr gracias a los platos ovalados, los mismos que, cuando el pedal se encuentra en los puntos muertos superior o inferior, se ven disminuidos en su diámetro  de modo tal que el esfuerzo de pedaleo necesario para transitar por ese sector de la órbita se haga sustantivamente menor, mientras que, cuando el pedal se encuentra en la posición horizontal el plato ofrece su mayor diámetro, con lo que se logra mayor avance.



En el idioma chino la palabra crisis se escribe con dos ideogramas, uno significa peligro y el otro oportunidad.

Comentarios

Entradas populares