lunes, 9 de diciembre de 2013

Vidrio de cemento con características de metal

Un grupo de investigadores ha desarrollado un proceso que consiste en bombardear cemento en estado
líquido con haces de láser que logran llevar su temperatura  su temperatura por arriba de  los 2.000 grados. El intenso calor y el hecho que el cemento flote sobre un sistema de aire a muy alta presión, permiten que el material atrape electrones al endurecerse, formando un tipo de conglomerado denominado metal amorfo o vidrio metálico.  

Este nuevo y revolucionario material conserva algunas de las propiedades de los vidrios, por lo que se le puede dotar de  transparencia y resulta plenamente resistente a la corrosión, sin embargo, es bastante más resistente que un cristal convencional y, por añadidura, es un buen conductor de la electricidad. Esta especie de ‘cristalacero’ podría ser un componente clave para desarrollar pantallas mucho más resistentes y sin necesidad de capas conductoras.

Queda en claro que la técnica de levitar y bombardear con láser puede servir para convertir en conductores otros materiales.

En el idioma chino la palabra crisis se escribe con dos ideogramas, uno significa peligro y el otro oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.