sábado, 17 de mayo de 2014

Boeing incursiona en seguridad para bicicletas

En las ciudades, los candados para bicicletas son fundamentales si no queremos que nuestra montura desaparezca sin dejar rastro. Sin embargo, este accesorio de seguridad ha quedado anclado en el pasado. Ex-ingenieros de Boeing y Jawbone han decidido ponerlo al día. El resultado se llama Skylock, y es brillante.



En apariencia, Skylock no se diferencia mucho de los candados en U convencionales. Pero las apariencias engañan, ya que en su interior se encuentra equipado con una conexión bluetooth que, combinada con una aplicación en el móvil, hace que funcione como las llaves inalámbricas de los coches. Podemos configurarlo para que se abra al acercarnos, o pulsando un botón en la aplicación. Si nos quedamos sin batería en el smartphone, el candado se abre introduciendo una combinación numérica en su propio teclado.

Los creadores de Skylock aseguran que es tan resistente como el resto de modelos del mercado, pero además, tiene WiFi y acelerómetros. La idea es que podamos aparcar la bicicleta en un lugar donde el candado pueda conectarse a una zona WiFi cercana, si lo conseguimos, el dispositivo enviará un mensaje a nuestro móvil si alguien trata de accionar el teclado de combinación, o mueve el candado. La sensibilidad puede ajustarse para que no nos moleste por un golpe o movimiento fortuito.



En caso de caída, y si llevamos el candado sujeto a la bicicleta, Skylock contrasta la medición de su acelerómetro con la del acelerómetro del smartphone. Si ambas registran un posible impacto, pregunta al usuario si se encuentra bien. Si no obtiene respuesta en un tiempo definido, llama al número de emergencias que tengamos configurado.



Aparte de poder compartir la bicicleta con un amigo o familiar al que confiemos el código de seguridad, la aplicación funciona como una red social en la que solo pueden entrar usuarios registrados y verificados que sean propietarios del candado. El objetivo de esta red social es permitir alquilar o prestar la bicicleta a otros usuarios. Mientras está en uso, la aplicación nos da la posición del candado. La clave aquí está, por supuesto, en que los usuarios de la red estén muy verificados y sean de confianza. Si no, más de uno va a hacerse con una bici por el precio de un Skylock.

Batería, precio y disponibilidad
Lo mejor de Skylock es que no necesitamos estar pendientes de la batería. Un panel solar en la parte exterior del candado permite, según el fabricante, cargar la batería interna para una semana de uso con una hora de sol. También dispone de un MicroUSB para emergencias. Una vez cargada a tope, la batería dura 30 días sin luz.

El candado acaba de comenzar su propia campaña de crowdfunding. Cuesta 160 dólares, y llegará a sus primeros propietarios, según sus creadores, a finales de este mismo año. Cuando se comercialice en tiendas, su precio será de 250 dólares. Aún está por ver cuál es su resistencia al daño físico o a una sierra de metal, pero no deja de estar lleno de muy buenas ideas en un tipo de accesorios que llevaban demasiado tiempo sin actualizarse debidamente.


En el idioma chino la palabra crisis se escribe con dos ideogramas, uno significa peligro y el otro oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.