martes, 8 de julio de 2014

La presión de los neumáticos

Muchas veces pensamos en reducir el peso de nuestras bicicletas con el objetivo de hacerlas capaces de entregarnos mayor velocidad, este criterio es plenamente válido pero, mucho más importante que reducir el peso comprando costosos componentes, se encuentra en la presión de inflado de dos discretos componentes: Los neumáticos.

Es sumamente importante  mantener siempre la presión adecuada de las ruedas de ahí que se hace imprescindible el contar con un medidor de presión que sea portátil y preciso, de nada sirve fijarse en los gramos que pesa una bicicleta si las ruedas no se encuentran lo suficientemente infladas.
A muchos de nosotros, con seguridad, nos ha ocurrido: Empezamos a darle a los pedales y sentimos que la bicicleta se encuentra más pesada que lo de costumbre, que en las bajadas no logra desarrollar su usual velocidad; de inmediato pensamos en nuestra percepción, en la fiesta de la noche anterior y hasta en falta de entrenamiento, intentando inútilmente hallar una causa que explique el fenómeno. Muy pocos recapacitamos a fondo y llegamos a la conclusión obvia pero no fácil de distinguir: Deficiente presión en los neumáticos.
Haciendo algunas pruebas y experimentos en terreno plano y en descensos he logrado observar que la variación de la velocidad en función al nivel de inflado de los neumáticos es bastante alta y que se mantiene en plena concordancia con las variaciones de PSI en las cubiertas.
Es correcto afirmar que la variación de unos 7 PSI representan cerca de 1 Km/h menos en velocidad; muchos de ustedes preguntarán si es que hay alguien capaz de no darse cuenta que la llanta no se encuentra lo suficientemente inflada, pues les diré que la gran mayoría de ciclistas (y me incluyo en el grupo), sin contar con un adecuado medidor NO TIENE NI IDEA de la presión de aire existente en los neumáticos de su bici.

Para conocer  la presión ideal a la que debe ser hinchado el neumático bastará con leer la impresión que se encuentra en la parte lateral de las ruedas, por lo general aparecen indicadas en PSI y/o BAR (1 BAR = 14.5037738 PSI), adicionalmente hay que considerar que un inflado correcto disminuye las posibilidades de pinchar hasta en un 90 % (es un cálculo puramente empírico basado en el recorrido diario, la cantidad de pinchazos por unidad de tiempo y la presión de los neumáticos) alargando considerablemente la duración de las llantas.

Controla periódicamente la presión de los neumáticos de tu bicicleta y podrás obtener lo mejor de ella.


En el idioma chino la palabra crisis se escribe con dos ideogramas, uno significa peligro y el otro oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.