jueves, 25 de junio de 2015

Cómo vencí a la migraña

Desde mi infancia he venido padeciendo de dolores de cabeza de tipo migrañoso, en los últimos años ésta situación se vio agravada al punto que prácticamente todos los días debía tomar analgésicos para poder estar "operativo".

Pasé por varios médicos, experimenté electroencefalogramas, tomografías, radiografías, análisis y todas las pruebas habidas y por haber, el diagnóstico era siempre el mismo: "Stress" y por ello me recetaban relajantes y analgésicos.

Hace un par de semanas hice la prueba de tomar una bebida energizante (cuyo nombre no mencionaré)  que se expende a muy bajo pecio  en mi país, si bien es cierto la cafeína que contiene el brevaje me disminuyó el dolor de cabeza, no es menos cierto que pude darme cuenta que el costo podría ser más  alto que aquel del costo de la bebida, ya que al día siguiente sentí la necesidad de ingerir otra dosis. No lo hice por considerar que ese apetito bien podía haber sido inducido por el consumo del día anterior, es decir, asumí que la bebida podía ser adictiva y por ello me abstuve de comprarla (cabe señalar que no comparto la idea del consumo de las bebidas "energizantes" y menos aun cuando practicas algún deporte). 

Para mitigar el deseo del consumo opté por comprar otra bebida de mi país (Perú) que es publicitada como saludable y recomendada hasta para las loncheras de los niños, ésta lleva por nombre "Maltín Power".

Antes de adquirirla leí su composición, haciéndose evidente que esta bebida carece de estimulantes como la cafeína y/o taurina y que básicamente se contiene vitaminas B1, B2, B3, azúcar (muy poca en realidad) agua y saborizantes.

El resultado ha sido que desde que empecé a consumirla, los dolores de cabeza que me aquejaban han desaparecido, ha mejorado mi estado de ánimo y me siento mucho mejor.

Hice algunas investigaciones al respecto y me encontré conque la vitamina B2 o riboflavina es  utilizada para el cáncer cervical, los dolores de cabeza o migraña, el acné, los calambres musculares,  ardor en los pies, el síndrome del túnel carpiano, para trastornos de la sangre como la metahemoglobinemia congénita, la aplasia de células rojas de la sangre y hasta para la depresión e irritabilidad. 

También se utiliza para aumentar los niveles de energía, estimular el sistema inmunológico, para el mantenimiento sano del cabello, de la piel, de las mucosas y de las uñas, para frenar el envejecimiento, para aumentar el rendimiento deportivo, para la promoción de la función reproductiva saludable, para las aftas, para la pérdida de memoria, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, para las úlceras, las quemaduras, el alcoholismo, la enfermedad hepática, la anemia de células falciformes, y para el tratamiento de la acidosis láctica debido al tratamiento con una clase de medicamentos contra el SIDA medicamentos INTR.

Varios de los síntomas descritos  coincidían perfectamente con los míos desde hacía buen tiempo y, si es que no soy víctima del efecto placebo, debo señalar que encontré la solución a los problemas de salud que arrastraba de larga data.

Escribo este artículo con la idea de compartir la experiencia y sus resultados para que ésta, a su vez pueda ser compartida con otras personas que tengan el mismo problema de salud que yo tenía.

Nondum est sera hora iam

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.