lunes, 23 de mayo de 2016

Calibración del tambor de ajuste

Existe un aparentemente insignificante detalle en cuanto al ajuste del sistema de cambios posteriores, éste  ha sido escasamente tratado y existe poca información al respecto, por ello  muchas personas desconocen la manera de ajustar y poner en el punto ideal al TAMBOR DE AJUSTE DEL CABLE del sistema de cambio posterior de marchas de la bicicleta.

Algunas veces hemos podido notar, ya sea en nuestras bicicletas o en las de nuestros amigos que, al intentar utilizar el tambor de ajuste del cable del descarrilador para realizar algunas calibraciones finas en el sistema de cambios de velocidades, nos topamos con que no podemos hacerlo porque a este regulador ya no se puede dar un giro más debido a que se encuentra en una de dos posiciones:



En el límite de ajuste: El tambor se encuentra completamente apretado contra el cuerpo del descarrilador y por ello solo permite ajustes en un solo sentido (desajustando).

En límite de holgura: El tambor se encuentra casi completamente suelto, al punto que si damos apenas 1/4 de vuelta más en sentido anti-horario al componente, éste quedará fuera del descarrilador, por esta razón es que el tambor se encuentra en una posición tal que solo  permite su utilización en un solo sentido (apretando).

La posición ideal es aquella en la que, estando perfectamente regulados los cambios de marcha, el tambor de ajuste del cable se encuentre ajustado hasta la mitad de su rosca, de manera tal que nos permita realizar ajustes finos en ambos sentidos.

El logro de este objetivo no es algo complejo pero, será aun más sencillo reajustar el cable siguiendo el proceso que se detalla:

  • Con la bicicleta rodando, utilizar la maneta de los cambios para así llevar la cadena hacia el piñón de mayor diámetro y la otra maneta para dejarla en el plato dentado más pequeño.
  • Ahora sí, con la finalidad de aliviar la tensión del cable en el descarrilador y poder regular el tambor de ajuste del cable, debemos, sin mover la bicicleta, accionar la maneta de los cambios posteriores y colocarla en la posición del piñón más pequeño, con ésto habremos logrado destensar el cable mientras que la cadena se queda anclada al piñón de mayor diámetro, lo que nos permitirá posicionar el tambor de ajuste en la mitad de su recorrido, teniendo la precaución de aflojar el tornillo de sujeción   para incrementar o disminuir (según sea el movimiento dado al tambor de ajuste) la holgura del cable en la misma longitud que la variación realizada en el tambor de ajuste.
  • Si el tambor de ajuste del cable se encontrase apretado, lo que hay que hacer es aflojar el tornillo de sujeción del cable y luego proceder a y aflojar el tambor de ajuste hasta la mitad de su longitud, para posteriormente tensar el cable cogiéndolo por su extremo y tirando de él con una pinza, presionar el cuerpo del descarrilador hacia el piñón más grande  y en ese punto apretar el tornillo de sujeción del cable.  
  •  Si el tambor de ajuste se encontrase desajustado, lo que hay que hacer es ajustarlo hasta que llegue a la mitad de su longitud, luego aflojar el tornillo de sujeción del cable, tensar el cable cogiéndolo por su extremo y tirando de él con una pinza, presionar el cuerpo del descarrilador hacia el piñón más grande  y apretar el tornillo de sujeción
  • Accionar la maneta de cambios de piñón y llevarla hasta la posición del piñón más grande.


Con estos sencillos pasos podrás ahora darle la máxima precisión al  sistema de cambios posteriores de tu bicicleta.

NOTA IMPORTANTE: Existen básicamente tres tipos de descarriladores:


  1. Los que al templar el cable llevan a la cadena hacia el piñón más grande.
  2. Los que que templar el cable llevan a la cadena hacia el más piñón más pequeño.
  3. Los que permiten las dos opciones anteriores dependiendo de la forma en la que se le coloca el cable.

El presente artículo está dedicado a los del primer tipo. No obstante, las ideas propuestas pueden ser aplicadas al segundo colocando la cadena en el piñón más pequeño, en el plato más grande y halando el cuerpo del descarrilador hacia el plato más pequeño en el momento del ajuste del tornillo de sujeción. 

Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.