jueves, 2 de junio de 2016

Vampiros en tu bicicleta

En múltiples  artículos hemos tocado el asunto de la eficiencia en la bicicleta; pero un tema que hasta ahora no habíamos considerado es el de los "vampiros" que succionan tu energía en vez de permitir que sea convertida en desplazamiento  y potencia eficientes   para tu bicicleta.

Los vampiros que suelen acechar a nuestras máquinas se ocultan en las sombras y estando siempre al acecho, aprovechan toda oportunidad para alimentarse básicamente de tres grandes fuentes:


  • Fricción: Es la fuerza que existe entre dos superficies en contacto, y que, por su propia naturaleza se opone al movimiento relativo entre ambas superficies (fuerza de fricción dinámica). También se llama así a la fuerza que se opone al inicio del deslizamiento (fuerza de fricción estática). La fricción es una fuerza generada por las imperfecciones de dos o más superficies en contacto.  

Ubicación de los vampiros que se alimentan de la fricción:

- Neumáticos rozando sobre el asfalto
- Rodamientos mal ajustados
- Lubricación deficiente


  • Distorsión: La distorsión consiste en la merma que sufre la  energía desde el instante en que es aplicada a la bicicleta hasta el momento en el que se convierte en movimiento del vehículo y es generada debido a la elasticidad de los componentes. 

Ubicación de los vampiros que se alimentan de la distorsión:

- Cuadro y horquilla
- Componentes (potencia, manillar...)
- Ruedas
- Zapatillas y pedales
- Sistemas de suspensión


  • Calor: Es consecuencia de las dos anteriores e implica, por propia necesidad, la pérdida de energía, ya que es a partir de ésta que se genera el incremento de la temperatura. Por imperceptible que pueda ser: existe y consume energía que podría haber servido para brindar mayor desplazamiento a la bicicleta.
Ubicación de los vampiros que se alimentan del calor:


- Frenos
- Neumáticos

De las tres maneras de alterar la normal transferencia de nuestra energía hacia la bicicleta y de ahí hacia el asfalto, hay algunos temas que resultan realmente inamovibles, pero perfectamente podemos tomar acción para minimizar las pérdidas de energía generadas por los otros.otros:

Aquí algunos consejos:




Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.