martes, 19 de julio de 2016

Los cambios cruzados (cadena cruzada).

Además del desgaste que es naturalmente producido debido al rozamiento generado por su uso, existe otro gran y no muy conocido enemigo de la cadena: El trabajo cruzado.

 Aunque el sistema de cambio de marchas de la bicicleta nos permita teóricamente disponer de hasta 30 niveles de marcha (3 platos por diez piñones), debemos estar conscientes que es una cifra puramente numérica, ya que en la práctica deberemos siempre evitar pedalear forzando las marchas al llevar la cadena "cruzada".

La cadena o cambios de marcha cruzados es una situación que se produce en el momento en que engranamos el plato grande con el piñón de mayor diámetro o el plato más pequeño con el piñón de menos dientes, esto se debe a que, en las marchas de este tipo, la cadena se tensa más de lo deseado y es sometida esfuerzos laterales (de cizallamiento) absolutamente innecesarios, con lo que (a la larga) la separación entre eslabones se incrementa llevando  al desgaste prematuro a la  cadena, los platos y los piñones, así como también a la eventual rotura de la primera.



En la gráfica  podemos ver en color verde las marchas que afectan menos a la duración de los componentes y en rojo a aquellas que por su propia naturaleza se encuentran "vetadas" a todo ciclista que se precie de serlo.

Una sana recomendación para la óptima preservación del sistema de transmisión de nuestros vehículos consiste en mentalizarnos en que, una vez que hayamos concluido nuestra salida en bicicleta, debemos dejar  posicionada la cadena en una marcha en la que ésta no se encuentre excesivamente tensa ni cruzada, con esta sencilla acción conseguiremos  evitar un improductivo desgaste del desviador, los piñones y la cadena.

 Recomendamos dejar la cadena posicionada en el plato medio y el piñón central o con el central más pequeño.

En cuanto al momento de cambiar la cadena debemos señalar que cada ciclista es un mundo, a algunos nos gusta más el pedalear en cadencia  y a otros ir más trancados con desarrollos más altos. 

Unos preferimos ir a un ritmo constante y otros constantemente están cambiando de ritmo, con lo cual los kilómetros que llevemos con una cadena pueden servirnos de orientación personal e intransferible, pero en ningún caso hay una cifra que sea común para todos los ciclistas.

Para saber cuando cambiar la cadena te recomendamos seguir este enlace y como complemento, sigue éste otro .

Si lo que buscas es como dar mantenimiento a la cadena de tu bici debes leer este artículo.

Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.