martes, 16 de mayo de 2017

El origen de la fibra de Carbono

El basalto, la roca volcánica más común de la superficie  del planeta, fue investigada por la antigua Unión Soviética y por Estados Unidos durante el periodo de la Guerra Fría. Como resultado, gracias a características como la alta resistencia a altas temperaturas y esfuerzos de compresión, se crearon textiles resistentes a las balas. Posteriormente, este material artificial formado por fibras de la roca volcánica, ha sido utilizado en la construcción de trípodes o recubrimiento de hornos. No obstante, entre sus últimas aplicaciones, cabe destacar las llevadas a cabo en materia de alta tecnología deportiva a partir del año 2010.
Con raquetas de tenis y pádel, esquís o sticks de hockey hierba, la fibra de basalto ha revolucionado el mundo del deporte. La aplicaciones más novedosas las protagonizan las bicicletas fabricadas de fibra de carbono que Racormance introdujo en el mercado a parir de fines del 2010.
La compañía sevillana, constituida bajo la marca registrada Racormance-Composites Bikes, se centra en la ingeniería fabricante de cuadros de bicicleta en fibra de basalto. Con una marcada tendencia y una fuerte apuesta por el I+D+i , cuentan con el imprescindible respaldo del equipo ARUS Andalucía Racing Team de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, lugar donde surgió el proyecto.
Y es que, tras la oportunidad que tuvieron tres de los cuatro socios fundadores de participar en la ‘Formula Student’, la competición nivel universitario más importante del mundo, la compañía pudo conocer en profundidad nuevos materiales como la fibra de basalto y sus aplicaciones.
Este descubrimiento, ligado a su posterior estudio y ensayo de la fibra de basalto, se convirtió en el principal motor para el nacimiento de esta nueva empresa, material innovador y de carácter eco-eficiente que marca un antes y un después en el sector de los materiales compuestos. Esta fibra, única por sus excelentes propiedades de absorción de impactos y vibraciones, además de por su alta resistencia mecánica y bajo peso, tiene también unas excelentes propiedades mecánicas. Con ventajas como la flexibilidad y amortiguación, la fibra de basalto presenta al ciclista una disminución de la fatiga muscular durante largas jornadas montando en bicicleta. La empresa, que apuesta por seguir la línea de I+D+i comenzada durante la estancia en la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla y buscar nuevas vías para la introducción de la fibra de basalto y otros materiales compuestos en la industria. Con esta vocación por el I+D+i, el proyecto ha sido galardonado durante los años 2014 y 2015 por diversas compañías privadas e instituciones, permitiendo así el desarrollo sostenible de la empresa durante su fase de validación.
Su misión principal es crear un producto único y exclusivo. Por lo que ofrecen el rendimiento y bajo peso de una bicicleta de fibra de carbono y una comodidad de rodadura nunca experimentada hasta la fecha.
Para lograr la configuración deseada fueron fabricados y testados cinco prototipos de bicicletas a lo largo de más de 10.000 kilómetros de la mano de ciclistas profesionales. Dando lugar a la bicicleta más equilibrada del mercado.

Nosotros somos los ojos con los que se mira el universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.