miércoles, 30 de agosto de 2017

Velocidad record de descenso en nieve

Como una bala sobre una bici. Así se podría describir la proeza alcanzada en la ladera nevada de Vars (Alpes franceses).




El 28 de narzo de 2045, Eric Barone batiór su propio récord mundial de velocidad con una bicicleta de montaña en la nieve en en la pista de velocidad Chabrieres, a 2.700 metros de altura. Después de tres años de entrenamiento obsesivo, Barone, de 54 años, rodeado de su equipo, alcanzó los 223,3 km/h. 

Un equipo de 23 ingenieros asistió al evento para medir la velocidad de Barone. El coste total del
récord fue de 182.000 euros, una cantidad que incluyó el diseño y construcción del vehículo —un prototipo de bicicleta bautizado como SUNN F2.0— así como mejoras en la pista de nieve para adaptarla a las necesidades del acontecimiento. La SUNN F2.0 pesa 25 kilos y está formada un cuadro de acero asentado en horquillas de fibra de carbono con sistemas de suspensión en ambas ruedas. Durante el 'sprint', Barone vestía un traje de goma diseñado para que no perdiera la forma a altas velocidades y mantuviera junto el cuerpo del ciclista en caso de accidente. El casco, más propio de un astronauta que de un ciclista, le cubría completamente la cabeza y el cuello.

El anterior récord estaba en 222,22 km/h y fue alcanzado en pequeño poblado de Les Arcs, en el año 2000. 

En tierra, el récord de Barone es de 172 kilómetros por hora, logrado en el volcán Cerro Negro, Nicaragua. Durante su carrera, este aventurero ha descendido en bicicleta el Monte Fuji en Japón, Mauna Kea y Kīlauea en Hawaii, Etna y Stromboli en Sicilia, el Nevado de Toluca en México, y 20 volcanes en Nicaragua.

La aventura  fue especialmente difícil, porque el viento soplaba a 70 km/h, y la sensación térmica era de -20° C, con una pista completamente helada.

"El control y la paz mental son esenciales en mi disciplina", asegura Barone. "Arrancar desde la cima requiere que tu compromiso sea total. La parte que da más miedo es la frenada sobre hielo cuando el controlador de velocidad lo indica. En unas condiciones climatológicas así de extremas, te pones un poco nervioso".


El dolor es temporal. Abandonar dura para siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.