jueves, 25 de enero de 2018

Campanilla mecánica de última generación.

Me movilizo en bicicleta y más de una vez me he visto en la necesidad de silbar y hasta gritar para alertar a los peatones que caminan por las ciclovías, por esta razón estuve buscando algún sistema que me permitiera alertarles de la mejor manera posible.

He visto sistemas de cornetas accionadas mediante una bombilla de jebe, silbatos, sistemas electrónicos accionados  mediante baterías eléctricas que prometen gran potencia sonora sin ser capaces de entregarla; también he podido probar las clásicas campanillas de palanca, cremallera, volante y resortes, resultando ser algo incómodas y hasta demasiado voluminosas y anti estéticas.



Luego de haber recorrido por amplio el universo de sistemas de aviso, logré encontrar esta novedad:



Knog Oi Bell Aluminium Bike Bell

Se trata de un sistema de campanilla activada mediante un "martillo" que se acciona con el dedo pulgar, no utiliza gran espacio en el manillar ni es excesivamente voluminoso, propiciando así un mejor perfil aerodinámico, menos peso, mayor estética y mayores comodidad y seguridad.


Consiste en un anillo percutorio capaz de generar, mediante un pequeño martillo,  sonidos de tono alto que destacan entre el ruido del tráfico gracias a que que sus profundos armónicos son especialmente largos y claros.

El cilindro se encuentra fabricado en aluminio 7075 (de calidad aeronáutica) y un resorte de acero inoxidable de alta resistencia a la tracción y a la corrosión.

Su montaje es sumamente sencillo siendo que el soporte se abre sobre el manillar, por lo que no es necesario extraer ni palancas ni maniguetas para instalarlo, basta con abrirlo y deslizarlo para  luego ajustarlo con un solo tornillo de cabeza Allen.

Cuenta adicionalmente con un sistema de gestión de cables (parte inferior de la abrazadera) que los recoge sin afectar el rendimiento de la campana ni de los componentes accionados mediante aquellos.

El fabricante los ofrece en dos tamaños, el más pequeño es de  22.2 mm, mientras que el mayor es de 31.8 mm; es necesario decidir el lugar en el que se colocará la campana antes de decidir el tamaño.
El dolor es temporal. Abandonar dura para siempre


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.