miércoles, 16 de octubre de 2013

Soy obeso y quiero una bicicleta

El ciclismo puede ofrecer una opción segura y cómoda para las personas con sobrepeso que quieren aumentar su actividad aeróbica. El ciclismo es fácil para las articulaciones y mejora el tono muscular y la resistencia mientras que quema calorías y aumenta tu metabolismo. Los ciclistas con sobrepeso y que son obesos deben buscar bicicletas construidas para soportar el peso de la carga adicional. Algunas bicicletas construidas para quienes son pesados pueden soportar hasta 250 kg.




El armazón
El fundador y presidente de Super Sized Cycles, Joan Denizot, recomienda invertir en una bicicleta con un armazón de acero debido a su durabilidad superior. Si bien puede agregar un poco de peso a tu bicicleta, si no estás compitiendo en una carrera, el acero es más seguro que el aluminio, ya que no se rompe ni se agrieta bajo el exceso de peso.

El asiento
El asiento de la bicicleta debe ser ancho y acolchado. Debido a que tus nalgas soportan la mayor parte de tu peso mientras estás en una bicicleta, la búsqueda de una con un asiento adecuado puede significar la diferencia entre un manejo cómodo y dolor en los huesos pélvicos. Las bicicletas para las personas más grandes deben incluir asientos con un área de superficie de apoyo suficiente con el fin de distribuir la carga del peso que se lleva. Los amortiguadores resistentes a grandes pesos y las inserciones de gel pueden aumentar el nivel de confort. Asegúrate de que el asiento esté bien conectado al caño. Una bicicleta con un asiento integrado al caño -uno donde se coloca la abrazadera dentro del caño- y una fuerte abrazadera en el asiento asegurará que este no se tambalee mientras manejes.


Los pedales y el eje
Debido a que la gente más pesada puede aplicar una cantidad significativa de potencia en los pedales, busca bicicletas con pedales de metal anchos y con un eje hecho para soportar mayores pesos. Debido a que esta es la parte más propensa a romperse, prepárate para pagar un poco más por partes más fuertes y duraderas. Evita el aluminio, el plástico o los pedales estrechos.

Los neumáticos
Los neumáticos de tu bicicleta en última instancia absorben el efecto de tu peso. Los neumáticos deben ser anchos y hechos con hilos de alta calidad. De esta forma serán más resistentes y menos propensos a romperse o reventarse. Evita las bicicletas que tengan neumáticos y llantas angostas. Las llantas deben ser gruesas y anchas. Las que tienen radios de acero inoxidable son más duraderas que las que los tienen solo de acero, dado que estos últimos son propensos a oxidarse y degradarse.

Dentro del tema de los neumáticos, un factor de capital importancia es la presión a la que son inflados. Para no llevarte sorpresas desagradables, "Nuevas Tecnologías" pone a tu disposición un pequeño programa (en excel) que te ayudará a calcular la presión máxima a la que deben ser inflados los neumáticos de la bicicleta para una persona de tus características.

El manual de utilización del programa y el enlace de descarga lo encontrarás siguiendo ESTE ENLACE.

El manubrio
Los ciclistas pesados necesitan manubrios anchos para ayudar a repartir la carga del peso. Busca bicicletas con un caño resistente y un sistema de abrazaderas que pueda proporcionar resistencia y durabilidad a la parte delantera de la misma.

Mantenimiento
Las bicicletas utilizadas por los ciclistas más pesados deberían ser revisadas periódicamente para asegurarse de que están soportando el peso. Las revisiones regulares pueden prolongar la vida de dicha bicicleta y evitar averías en la calle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.