miércoles, 5 de agosto de 2015

Bicicleta especial para Obesos y excedidos de peso: La horquilla

Tuve la ocasión de analizar una bicicleta con suspensión delantera en la horquilla y prolink posterior (resorte con regulador de compresión y sin amortiguador).

He de comentarles que cuando realicé las pruebas de conducción correspondientes a ciudad y carretera  no percibí ninguna aportación real hacia la conducción de la bicicleta, pero sí algunas perceptibles desventajas plenamente perceptibles:

En aquellos instantes en que por alcanzar mayor velocidad, le imprimía mayor fuerza los pedales, se hacía
notoriamente  evidente la generación de un movimiento vertical que me sacudía de arriba hacia abajo tanto en la parte delantera como en la posterior de la bicicleta, este vaivén era fruto de mi propia energía,  parte de la fuerza que le daba al vehículo se iba en generar este inútil movimiento vertical en lugar de proporcionarme mayor movimiento horizontal (desplazamiento) y/o mayor potencia.

El resultado: Mayor peso, pérdida de avance, pérdida de potencia  y mayor consumo energético.

Por lo que les recomendamos que la bicicleta (al menos en un principio) no cuente con sistemas de suspensión ni adelante ni atrás, sabemos que la bicicleta será rígida y por deberá bastar con las bondades del sillín, los neumáticos y  la propia longitud del vehículo, elementos que, a la postre resultan más que suficientes para salidas por la ciudad y hasta viajes por carretera.

Por lo que recomendamos una horquilla rígida de aluminio para el  de aro 26" que llevará la bicicleta, debiendo remarcar que puede ser de aluminio o acero, pero DE NINGÚN MODO de fibra de carbono, y que debe contar con los dos "pitones" en los que se instalará el sistema de frenos (VBrake).

Las subidas se "enrollan" en las ruedas y así las haces tuyas cuando al fin, las conquistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría conocer tu opinión referente al artículo.